viernes, 9 de diciembre de 2011

Galeria del Artista Andrea Mantegna


Se formó en el taller de Squarcione Padua, donde desarrolló el gusto por citar arqueológicos, entró en contacto con la noticia de la aprobación de las ciudades toscanas, como Fra Filippo Lippi, Paolo Uccello, Andrea del Castagno, y sobre todo, Donatello, de quien aprendió una aplicación precisa de la perspectiva. Mantegna se distinguió por el hecho de perfecta disposición espacial, el gusto por el diseño claramente delineadas y de la forma monumental de las figuras. El contacto con las obras de Piero della Francesca, que tuvo lugar en Ferrara, señalaron sus resultados aún más en el estudio prospectivo con el fin de alcanzar los niveles de "ilusión", que son típicos de toda la pintura del norte de Italia. Asimismo, en Ferrara, pudo conocer el patetismo de las obras de Rogier van der Weyden rastreable en su pintura devocional, a través del conocimiento de las obras de Giovanni Bellini, con cuya hermana se casó con Nicolosia, las formas de sus personajes se suaviza sin perder monumentalidad, y conjuntos se colocaron en más espacioso. Constante a lo largo de su producción fue el diálogo con las estatuas, tanto contemporáneos como clásicos. Giulio Carlo Argan demuestra que la pintura de Mantegna se caracteriza por su evocación de imágenes de la antigüedad clásica. Mantegna es la primera gran "clásica" de la pintura. Su arte puede ser descrito como una "arqueología clásica".